Historia


paisaje

 

Existen registros de arribos a la Isla Isabel desde el siglo XVIII. Fue el visitador de la Nueva España, el malagueño José Bernardo Gálvez quien fundó y estableció el pueblo y puerto de San Blas con el objeto de convertirlo en el centro de comunicación más importante hacia las provincias de las Californias y Sonora. Desde este puerto se pretendía dar salida a los productos de la Nueva Galicia (área que abarcaba territorios pertenecientes actualmente a los estados de Jalisco, Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit y Sinaloa). El 1° de junio de 1768 Gálvez, a bordo de la balandra “Sinaloa”, realizó una expedición desde el puerto de San Blas a la provincia de Sonora. Precisada por los vientos contrarios, la “Sinaloa” tuvo que refugiarse en la Isla Isabel. A pesar de la relativa cercanía de la Isla Isabel al continente y a las Islas Marías, su exploración y descripción no ha sido abundante ni recurrente. La primera cita en la que se proporciona la descripción de los caracteres geográficos de Isla Isabel es de García (1899), en su Diccionario Geográfico Histórico y Biogeográfico.

 

Las posteriores descripciones sobre esta isla se refieren a ella de manera sucinta y se basan en la descripción de García (Muñoz, 1919; Toscano, 1940; Tamayo, 1949 en Macías 1979). La visita de científicos extranjeros a la isla data de finales del siglo XIX, sin embargo, la información que generaron es breve. Exploradores norteamericanos realizaron inventarios florísticos y faunísticos en varias de las islas del Pacífico Mexicano. En Ruiz (1977), se citan trabajos de flora realizados por Eastwood en 1929; de reptiles realizados por Stejneger en 1899, Mertens en 1934 y Zweifel en 1960; de aves realizados por Bayley en 1906, Hanna en 1926 y Emerson en 1958.

El primer viaje realizado a la Isla Isabel por parte de una institución académica nacional fue en 1976. Esta visita formó parte de un curso de campo de las carreras de biología y geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Los resultados de este viaje generaron un reporte sobre aspectos geográficos y ecológicos, así como listados de flora y fauna (Fernández, et al., 1976) y tres tesis de licenciatura (Ruíz, 1977; Macías, 1979; Sánchez, 1980) que abarcan aspectos cartográficos de Isla Isabel y consideraciones generales sobre el medio insular.

En 1976, el francés Jaques-Yves Cousteau, después de visitar Isla Isabel por un período de 9 meses (para realizar el documental “Las aves de la Isabel”), propuso al gobierno mexicano que fuera declarada Parque Nacional. Posteriormente, Gaviño y Uribe (1978), elaboraron un documento que contiene observaciones fisiográficas, botánicas y zoológicas, que permitieron tener una visión más amplia de la isla y se sumaron a la propuesta de declararla Parque Nacional.